¿Cómo conseguir la nacionalidad española?

Esta es una de las preguntas que más recibimos a diario en el despacho. Son muchas las personas con residencia que desean obtener la nacionalidad española por las ventajas que esto supone.

Vamos a explicar en este artículo qué requisitos debemos cumplir para solicitar la nacionalidad española con éxito.

  1. RESIDENCIA LEGAL Y CONTINUADA PREVIA A LA SOLICITUD.

    La nacionalidad española exige haber residido en España con carácter previo a la solicitud. Este tiempo puede variar en función del país de origen y de otras circunstancias.

    La regla general son 10 años de residencia, pero si acreditamos que somos refugiados tan solo nos exigirán 5 años. En el caso de que seamos nacionales de un país iberoamericano, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal o acreditemos que somos sefardíes este plazo se reduce a tan solo 2 años.

    Hay determinados supuestos en los únicamente nos exigirán un año de residencia, como por ejemplo cuando estamos casados con un ciudadano español. En otro artículo de este blog hablamos de este tema con más detenimiento.

    Otro aspecto importante al que debemos prestar atención es al hecho de que debe tratarse de una residencia legal, por lo tanto, se excluyen del cómputo las estancias por estudios y los periodos en los que no se cuenta con ningún tipo de residencia, como suele pasar el tiempo previo a solicitar un arraigo social.

    Por último, la norma establece que la residencia debe ser continuada, así que debemos tener cuidado con que las salidas fuera de España no se prolonguen mucho, ya que esto puede suponer un motivo de denegación.

    La regla general es que cuando tenemos que acreditar 2 años de residencia, ninguna salida de España puede superar los 3 meses. En el caso de que nos exijan 10 años, ninguna salida puede superar los 6 meses.

  2. BUENA CONDUCTA CIVICA.

    Este requisito, se suele traducir en la práctica en la ausencia de antecedentes penales, tanto en España como en el país de origen.

    Aparte de lo anterior hay que tener cuidado con los antecedentes policiales, porque en caso de tenerlos también podrían dar lugar a una denegación.

    Ya hemos explicado en otro artículo que la buena conducta cívica y la tenencia de antecedentes penales no tienen por qué ser incompatibles. Se puede dar el caso de tener antecedentes penales y que el Ministerio de Justicia considere que esa persona ha acreditado buena conducta cívica. Lo malo es que puede pasar lo contrario, es decir, una persona que ya ha cancelado sus antecedentes penales ve denegada su nacionalidad, porque, a pesar de la cancelación el delito que cometió es tan grave que impide acreditar la buena conducta cívica.

    En cualquier caso, en caso de haber antecedentes penales nuestra recomendación es cancelarlos lo antes posible para evitar problemas.

  3. SUFICIENTE GRADO DE INTEGRACION EN LA SOCIEDAD ESPAÑOLA.

    A día de hoy el grado de integración en España se demuestra con la superación de 2 exámenes:

    1. DELE. Título para acreditar el grado de competencia y dominio del idioma español.

      Evidentemente, los nacionales de países en los que el español es lengua oficial, están exentos de hacer este examen.

    2. CCSE. Prueba de conocimientos constitucionales. Se trata de un examen tipo test en el que hay que contestar preguntas sobre cultura general española.

      No es un examen muy difícil, y en la mayoría de los casos de aprueba a la primera.

      En el caso de tener el título de la ESO en España o un título superior, no deberás hacer ninguno de estos dos exámenes.

Estos 3 son los requisitos esenciales sin los cuales no podremos obtener la nacionalidad española. Es conveniente contar con asesoramiento profesional para hacer un presentación correcta, ya que no son infrecuentes las denegaciones por errores que se podrían haber evitado.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podríamos ayudarte?